Fiestas y otros eventos

Virgen_Remedios_Horcajada_Torre

Las fiestas patronales de Horcajada de la Torre, se celebran en honor de su patrona Nuestra Señora la  Virgen de los Remedios,  advocación mariana que fue divulgada por la Orden de la Santísima Trinidad, congregación fundada por San Juan de Mata y San Félix de Valois, y aprobada por el Papa Inocencio III; extendiéndose a partir del siglo XIV por Europa y América. Numerosas localidades han tomado a esta advocación como su patrona, y muchos templos están consagrados a su nombre.

Originalmente se celebraban el 8 de septiembre, día de la Natividad de Nuestra Señora, si bien desde hace unas décadas se festejan coincidiendo con el tercer fin de semana de agosto, con el objeto de posibilitar su disfrute a todos aquellos vecinos que emigraron a las grandes ciudades y en esas fechas gozan de sus vacaciones en el pueblo.

Desde hace varios años las fiestas populares están organizadas por una Comisión de Festejos, la cual se encarga de la contratación de los músicos y el resto de actividades, así como del cobro a todos los vecinos de la cuota correspondiente. Una aportación voluntaria sin la que sería imposible organizarlas.

Otras fiestas a destacar son “Los Mayos”, que se celebran en el puente de dicho mes. Los horcajadeños se reúnen en la ermita de los Remedios y le cantan los mayos a la Virgen y a las mozas.

También es importante la Semana Santa, cómo no tratándose de una provincia como Cuenca con tanta tradición y que en los últimos años se ha visto enriquecida gracias a la colaboración de la Peña “Las Cuevas”, que acompañan con sus tambores y sus trajes de penitentes, así como “las Manolas” en el Santo Entierro. Merece la pena destacar también en estas fechas, concretamente en la madrugada del Sábado Santo al Domingo de Resurrección, las tradicionales “enramás”. Los muchachos de Horcajada salen en plena noche a cortar las mejores ramas para adornar las casas de las mozas que quieren cortejar, aunque en los últimos años, dada la extraordinaria belleza de las horcajadeñas, se les pone a cada una la suya.   

Es un deber de todos los vecinos de Horcajada de la Torre, que estas y otras tradiciones no se pierdan y que nuestros hijos y nietos conserven la historia de nuestro pueblo a través de sus fiestas.